La toma de temperatura en prevención del Covid-19

May 14, 2020 Protección de Datos.
La toma de temperatura y el Covid-19

La toma de temperatura en prevención del Covid-19

Ante varias consultas que se me han planteado,  sobre si La toma de temperatura en prevención del Covid-19, es legal  o no  para la incorporación al trabajo o bien para la entrada en una tienda, quiero aportar mis reflexiones sobre este tema

La primeras consideraciones  que se han de hacer,  es como se toma esa temperatura y donde.

Así podemos empezar a analizar la toma de temperatura mediante termómetros láser, y dentro de esta utilización si se hacen en puestos de trabajo o en comercios.

En relación a los puestos de trabajo,  la legitimación para esta utilización estaría en la protección de la salud, de los trabajadores;  así la ley de de prevención de riesgos laborales establece que los trabajadores tienen derecho a una protección de la salud en el puesto de trabajo eficaz. En este sentido entiendo que la utilización de la toma de temperatura mediante termómetros láser, es poco invasiva y si además cuenta con la coordinación entre representante de los trabajadores y el empresario, sería una medida correcta.

Entiendo que es una medida preventiva que también beneficia al trabajador que pudiera estar afectado, pues esta limitación al acceso al puesto de trabajo estará supeditada a una posible revisión,  después de un dictamen médico que mencione que el trabajador afectado es apto para el trabajo, y si no fuera así sería conocedor de la enfermedad que padece.

Como podemos comprobar la forma de actuar por la entidad es una acción preventiva en beneficio de todos los trabajadores, y en ningún caso menoscaba a mi modo de ver ningún derecho del trabajador.

Si esa toma de temperatura se realiza para el acceso a  en un establecimiento público se produce a mi modo de entender una colisión de derechos que hasta la fecha de hoy no está definitivamente aclarado.

Por un lado, no hay ninguna directriz por parte de las entidades sanitarias que especifique que la toma de temperatura es eficaz para la prevención de la transmisión del Covid-19 pues hay personas asintomáticas que no presentan este síntoma y si que pueden transmitir la enfermedad.

Pero también existe el derecho del usuario al acceso al local, en este caso previamente consintiendo la toma de temperatura, pero este consentimiento a mi modo de ver está viciado,  pues no puede optar si se deja tomar la temperatura  o no, si no se la toma no se deja pasar.  Situación esta que quedaría totalmente salvada si esta limitación de acceso se incorpora en las condiciones del derecho de acceso,  al establecimiento.

Por otro lado existe la obligación de la entidad de preservar tanto la salud de los trabajadores y de los demás usuarios, pero como hemos visto esta medida no puede llegar a ser eficaz, y sí otras medidas recomendadas por las entidades sanitarias, como es el uso de mascarillas o bien la interposición de barreras entre trabajadores y usuarios.

En relación a la legislación sobre protección de datos, quiero mencionar que la toma de temperatura como dato de salud es uno de los datos objeto especial de protección, que deben ser tratados y conservados en su caso con especial atención y las medidas de protección adecuadas.

Otro tema diferente dentro de las reflexiones que mencionaba al principio de este artículo es la toma de temperatura con cámaras digitales térmicas, pues estos dispositivos tienen  la posibilidad de grabar, conservar los datos de salud y crear datos identificables.

Al contrario de lo que sucede con la toma de temperatura con termómetros láser, que  en principio no se conserva ningún tipo de información.

Con cámaras térmicas digitales se pueden obtener datos barométricos lo que permiten en su caso,  la identificación de la persona, así como la comparación con diferentes bases de datos, en el caso de utilización de estos aparatos se debería informar correctamente de toda la normativa sobre protección de datos y especialmente de los derechos de los usuarios.

En ambos casos se deberían utilizar aparatos debidamente certificados al objeto de verificar la exactitud de los datos obtenidos, así como que esta toma de información sea realizada por profesionales, al objeto de no crear información confusa en un tema de tanta alarma social como es el Covid-19.

Uno de los aspectos que tenemos que considerar siempre en una buena implantación de protección de datos dentro de la entidad y nuestra obligación de responsabilidad pro-activa es la conservación de los datos, y en el caso que estamos analizando sería mínimo, y como he mencionado en el uso de termómetros láser ni siquiera la conservación de los datos.

En este artículo he querido  sintetizar la  diferente normativa, pero dando orientaciones al objeto de cumplimiento de legislación tanto laboral como de protección de datos de carácter personal, y como se habrá podido observa cada casuística tiene que ser tratada de una forma específica y de una manera profesional.

 

Antonio Garcia Herráiz.

Delegado de Protección de Datos.

Graduado Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Desea más información sobre este tema